¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Aviso Legal sobre el uso de cookies
Las cookies son ficheros enviados a un navegador por medio de un servidor web para registrar algunas actividades del usuario en el sitio web. Las cookies que empleamos cuando visita este sitio web no le reconocen personalmente ni afectan a su dispositivo de ningún modo.

Las cookies nos permiten varias funciones que nos ayudan tanto a nosotros como a los usuarios:
Análisis: de forma anónima conocemos que páginas se visitan dentro de la web, cuantos usuarios lo visitan, de dónde vienen, el tiempo de cada visita,... Estos datos son muy importantes para que podamos mejorar.
Control de Sesión: nos permite recordar sus sesiones para que no se tenga que darse de alta cada vez que accede al uso de la web.
También permite que se puedan realizar compras “online”.
Publicidad: nos permite conocer datos sobre las veces que se pulsan los banners, y otros datos relevantes sobre los anuncios. Siempre son datos anónimos.

Para activar/desactivar las cookies tendrá que hacerlo a través de su navegador de Internet.
Dependiendo del navegador se realizará de un modo diferente, no obstante, en la mayoría de los casos se encuentra dentro de la sección de Herramientas / Privacidad.

Aviso Legal / Política de Privacidad

 

El origen del doblaje en el cine español

Escrito por Super User el . Publicado en Blog

Origen doblaje en el cine español

Existe la creencia que el doblaje nació en la posguerra, cuando Franco decidió obligar a que todas las películas fueran exhibidas en castellano con el objetivo de poder controlar las frases a través del doblaje. Según varias fuentes consultadas ese no es el origen del doblaje sino el de su institucionalización, que aún perdura.

Los primeros filmes extranjeros hablados en castellano que llegan a España lo hacen tras haber sido doblados en Francia ya que en España aún no existía ningún estudio de doblaje. Nuestros dobladores se tuvieron que desplazar hasta allí y se considera "Entre la espada y la pared" (1931) la primera película doblada al castellano.

En 1932 se inauguran los estudios T.R.E.C.E en Barcelona y un año después en Madrid los estudios Fono España. Esto confirma que el doblaje nació es España bajo la República, aunque como hemos comentado antes fue Franco el que lo institucionalizó para poder ejercer el control absoluto sobre los mensajes.