¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Aviso Legal sobre el uso de cookies
Las cookies son ficheros enviados a un navegador por medio de un servidor web para registrar algunas actividades del usuario en el sitio web. Las cookies que empleamos cuando visita este sitio web no le reconocen personalmente ni afectan a su dispositivo de ningún modo.

Las cookies nos permiten varias funciones que nos ayudan tanto a nosotros como a los usuarios:
Análisis: de forma anónima conocemos que páginas se visitan dentro de la web, cuantos usuarios lo visitan, de dónde vienen, el tiempo de cada visita,... Estos datos son muy importantes para que podamos mejorar.
Control de Sesión: nos permite recordar sus sesiones para que no se tenga que darse de alta cada vez que accede al uso de la web.
También permite que se puedan realizar compras “online”.
Publicidad: nos permite conocer datos sobre las veces que se pulsan los banners, y otros datos relevantes sobre los anuncios. Siempre son datos anónimos.

Para activar/desactivar las cookies tendrá que hacerlo a través de su navegador de Internet.
Dependiendo del navegador se realizará de un modo diferente, no obstante, en la mayoría de los casos se encuentra dentro de la sección de Herramientas / Privacidad.

Aviso Legal / Política de Privacidad

 

La Ilusión del Movimiento sólo se da con la película

Escrito por Super User el . Publicado en Blog

Visión ojo

Una de las mayores diferencias que se aprecian entre el rodaje con película fílmica y la grabación en soporte digital es cómo se interpreta el movimiento.

Mientras que en las grabaciones en soporte digital el movimiento se graba tal y como es, en los rodajes realizados con soporte fílmico son una ilusión creada por la proyección de diferetentes tomas que producen esa sensación de acción o movimiento basado en la persistencia retiniana. Este fénomeno consiste en que las imágenes que percibimos permanecen un tiempo en nuestra retina. De este modo podríamos captar una ilusión del movimiento mediante imágenes fijas proyectadas de un modo rápido, y esto es lo que ha aprovechado el soporte fílmico para reproducir las acciones.

Si revisamos las primeras películas de cine, mudo, y en blanco y negro, podemos observar como el movimiento se desarrollaba de un modo torpe, con saltos, y esto se debe a que se rodaba y proyectaba a una velocidad de 16-18 fotogramas por segundo. Con la llegada del sonido se optó por los 24 fotogramas por segundo y con ello la visión del movimiento se convierte en practicamente real ya que desde un punto de vista perceptivo el cerebro "ve movimiento".

Es cierto que hoy existen teorías que critican la persistencia retiniana aduciendo que es algo bastante más complejo que este simple proceso, pero independientemente de la razón científica de percibir el movimiento a través de imágenes fijas lo que queremos reforzar en estas líneas es la idea de que el cine rodado con película fílmica tiene algo de "mágico" que el soporte digital no aporta.