¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Aviso Legal sobre el uso de cookies
Las cookies son ficheros enviados a un navegador por medio de un servidor web para registrar algunas actividades del usuario en el sitio web. Las cookies que empleamos cuando visita este sitio web no le reconocen personalmente ni afectan a su dispositivo de ningún modo.

Las cookies nos permiten varias funciones que nos ayudan tanto a nosotros como a los usuarios:
Análisis: de forma anónima conocemos que páginas se visitan dentro de la web, cuantos usuarios lo visitan, de dónde vienen, el tiempo de cada visita,... Estos datos son muy importantes para que podamos mejorar.
Control de Sesión: nos permite recordar sus sesiones para que no se tenga que darse de alta cada vez que accede al uso de la web.
También permite que se puedan realizar compras “online”.
Publicidad: nos permite conocer datos sobre las veces que se pulsan los banners, y otros datos relevantes sobre los anuncios. Siempre son datos anónimos.

Para activar/desactivar las cookies tendrá que hacerlo a través de su navegador de Internet.
Dependiendo del navegador se realizará de un modo diferente, no obstante, en la mayoría de los casos se encuentra dentro de la sección de Herramientas / Privacidad.

Aviso Legal / Política de Privacidad

 

Kodak y su película triunfan en los Globos de Oro, los premios Bafta, y los Óscar

Escrito por Super User el . Publicado en Blog

Película Kodak Vision3 200

A todos nosotros ha llegado la información de los nominados y galardonados a los premios BAFTA (los “oscar” británicos), los Globos de Oro y los Óscar, y conocemos todas las películas, su personal artístico y técnico, pero sin embargo se nos escapa que Kodak va a ser la gran triunfadora al hacer que la mayor parte de los proyectos cinematográficos hayan sido rodados con su soporte fílmico.

En los tiempos actuales en los que la mayoría de los proyectos audiovisuales se realizan en formato digital hay que reconocer que las grandes industrias cinematográficas del mundo, como son la estadounidense y la británica, sigan apostando por el soporte fílmico tradicional.

Las películas Kodak, seleccionadas por la mayoría de las películas nominadas en los Globos de Oro, los Óscar y los premios BAFTA, vienen a confirmar la necesidad de apoyar este soporte porque a pesar de que cada vez tiene más competencia con el “soporte digital”, sigue ofreciendo ventajas cualitativas por las que los directores y productores de largometrajes siguen apostando.

Como ejemplo de la importancia de las películas rodadas en soporte fílmico destacamos “El Gran Hotel Budapest” rodada íntegramente en la película Kodak Vision3 200T Película Negativa de Color 5213. La elección de esta película no ha sido casualidad ya que Wes Craven, director de la película, y Robert Yeoman, director de fotografía, optan en sus proyectos por este tipo de soporte.

Para dar mayor realismo a esta película y debido a que la narración ocurre en tres épocas diferentes los formatos del rodaje han sido diferentes acordando que todo lo acontencido en los años 30 se realizó en 1:37, el formato más empleado de esa época. Para lo sucedido en las secuencias de los años 70 se optó por 1:85 mientras que en lo ocurrido en los años 60 se tuvo en cuenta el formato de pantalla ancha de 2:40 y el empleo de lentes anamórficas.

En muchas ocasiones se cuenta con varios tipos de película pero en este film se optó por un único tipo dando su aprobación para ello el propio director ya que es participe de este tipo de decisiones porque dota a las película de una identidad visual. El problema surgió a la hora del rodaje en ambientes en los que llegaba a “faltar luz”, pero por la experiencia de Robert Yeoman se solucinaron las incidencias con soluciones como añadir elementos a los decorado en los que rebotar luz que justifique la misma.

Tras el rodaje de este largometraje, y para confirmar el gusto de Robert Yeoman por el negativo fílmico, se embarcó en “Love & Mercy”, película de Phil Pohlad sobre Brian Wilson y los Beach Boys. En este caso se ha rodado en película de 35 milímetros e incluso una parte en 16 milímetros con efectos buscados como la sobreexposición.