¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Aviso Legal sobre el uso de cookies
Las cookies son ficheros enviados a un navegador por medio de un servidor web para registrar algunas actividades del usuario en el sitio web. Las cookies que empleamos cuando visita este sitio web no le reconocen personalmente ni afectan a su dispositivo de ningún modo.

Las cookies nos permiten varias funciones que nos ayudan tanto a nosotros como a los usuarios:
Análisis: de forma anónima conocemos que páginas se visitan dentro de la web, cuantos usuarios lo visitan, de dónde vienen, el tiempo de cada visita,... Estos datos son muy importantes para que podamos mejorar.
Control de Sesión: nos permite recordar sus sesiones para que no se tenga que darse de alta cada vez que accede al uso de la web.
También permite que se puedan realizar compras “online”.
Publicidad: nos permite conocer datos sobre las veces que se pulsan los banners, y otros datos relevantes sobre los anuncios. Siempre son datos anónimos.

Para activar/desactivar las cookies tendrá que hacerlo a través de su navegador de Internet.
Dependiendo del navegador se realizará de un modo diferente, no obstante, en la mayoría de los casos se encuentra dentro de la sección de Herramientas / Privacidad.

Aviso Legal / Política de Privacidad

 

La Propiedad Intelectual en los Cortometrajes

Escrito por Super User el . Publicado en Blog

Proyector 8 mm

Durante muchos años los cortometrajes se han considerado como una "especie rara" pero debemos entender que en cualquier caso están sujetos a toda la normativa y ordenamiento jurídico relacionado con la propiedad intelectual. Dicho de otro modo, la duración de la producción no es excluyente para cumplir con los mismos derechos y obligaciones.

Una vez conocido esto ya debemos tener claro que la Propiedad Intelectual en los cortometrajes es exactamente igual que la de los largometrajes: el autor, director o realizador, el guionista, compositor de música, los relacionados con los actores,... Una forma efectiva de entender lo que afecta a la propiedad intelectual viene a ser lo que se entiende, en el ámbito de la vida privada, como propiedad.

Debemos considerar que el creador debe realizar una obra que permita diferenciarse del resto, porque de lo contrario podríamos estar ante lo que se considera un plagio. Ante una acusación de plagio será el juez el encargado  de resolver si existe esta situación ya que no existen reglas reales para medirlo.

Gracias a la propiedad industrial vamos a poder ejercer una serie de derechos sobre las obras creadas como puede ser el hecho de obligar a que si se reproduce se haga íntegramente, o por poner otro ejemplo, si se ha rodado en blanco y negro que no se exhiba coloreada.  Además vamos a poder acceder a derechos de explotación que en la mayoría de los casos se ceden a productores. En estos casos al ceder la explotación se deben tener en cuenta todos los derechos que van intrisecamente unidos a la obra en cuestión.

En resumidas cuentas debemos entender que la propiedad intelectual en los cortometrajes debe ser entendida del mismo modo que si fueran largometrajes.